Ahora que fui distinguido, le pongo onda y armo mi propio ranking con los blogs que me copan:

1) Onda, dos puntos.-: Podrán acusarme de zalamero, lisonjeador, adulador, halagador, pegajoso (gracias por el diccionario de sinónimos, bruja) o de lo que quieran, giles, pero ella es sencillamente la razón por la que comencé a escribir aquí. Me hace reir mucho, sus posts son inteligentes, y tienen el ácido y la mala onda suficiente para encantarme. Además, cuando los escribe para mí me hace OMPF el bobo.

2) Era Gatoreit: Este va segundo porque es la creación de mi queridísimo amigo Gara y su novia Sole. Por una cuestión exclusivamente primitiva no puedo escribirle comentarios (me pide clave, se ve que alguna vez tuve una identidad en blogspot, que se yo) pero paso seguido y leo. Son un poco vagos para actualizar pero los banco.

3) Algunas verdades: Debe ser el primero que leí, me lo pasó Ella cuando todavía nos estábamos tirando palazos por mail (que casi nunca asumía, que tipo pelotudo) y no se animaba a mostrarme el suyo. Recuerdo que en esa época estaba laburando de data-entry y entré en horario laboral. No salí hasta que no terminé de leerlo de principio a fin, incluidas varias relecturas selectivas. Me gustó tanto que mi poco caudalosa memoria registró varias verdades y estuve repitiéndolas por un buen tiempo. Algo pasó, pero no actualizaron nunca más.

4) Desde el galpón: Escrito por pibes de la Carrera, sin pose intelectualoide, con humor. Me genera, por supuesto, empatía con frecuencia.

Como dije, no soy un gran lector de blogs, mi lista por ahora se termina acá.