El viernes 22 es mi último día de trabajo en la oficina.

El domingo 24, el primero en el diario.

No caigo.